El verano de 2020 será recordado por la no celebración de fiestas tradicionales, las parcelas en la playa y las zonas de baile restringidas. Pero, si había alguna esperanza de que septiembre cambiara esta atípica normalidad, la realidad vuelve a golpear con crudeza y en la segunda semana de septiembre, aún seguimos sin vislumbrar más luces que sombras.

2020 ha protagonizado la vuelta al cole más inusual hasta la fecha, condicionada por unas medidas de seguridad -más que dispares- y caracterizada por la ausencia de un análisis estructural necesario para la recuperación y redefinición de nuestra estructura socioeconómica.

Entretanto, nuestros representantes políticos siguen sin ponerse de acuerdo y tanto los presupuestos como la renovación del CGPJ siguen en la lista de tareas pendientes. La fusión de Caixabank y Bankia, por otro lado, también ha suscitado amores y recelos entre nuestros políticos y en la sociedad, que se ha dividido entre defensores y detractores.

Hoy más que nunca, como diría Green Day: “Wake me up, when September ends”

Escala de Grises