Informe Torres y Carrera sector automoción 2018 2018-11-13T12:05:52+00:00

INFORME DEL SECTOR AUTOMOCIÓN | NOVIEMBRE 2018

EL SECTOR ENCARA LA ENCRUCIJADA TECNOLÓGICA

Nadia Segura

Directora de cuentas

“No solo se ha puesto en evidencia la capacidad de influencia del antaño todopoderoso lobby automotriz sino que incluso su visión tecnológica se encuentra en entredicho”

La industria del automóvil definió la economía productiva y de consumo del siglo XX. Esta hegemonía es algo más inestable en la actualidad y encontramos indicios suficientes para cuestionarnos cuál va a ser el papel de este sector en el desarrollo económico del siglo XXI.

Como ejemplo más claro tenemos el caso de las motorizaciones diesel. Salvo contadas excepciones (pe. Toyota), la mayor parte de los grandes constructores mundiales contaban con planes industriales que mantenían un papel relevante para este tipo de motores. La crisis desatada por el affaire VW activó una alarma social que ha desembocado en medidas políticas que han puesto coto al diesel.

Mientras que diversas voces del sector y sus aledaños intentan dimensionar el impacto ambiental de las emisiones de este combustible, la legislación que lo regula se endurece y el consumidor se decanta por otras alternativas de motorización o de movilidad.

No solo se ha puesto en evidencia la capacidad de influencia del antaño todopoderoso lobby automotriz sino que incluso su visión tecnológica se encuentra en entredicho. La industria ya no es el principal referente mundial en I+D+i (como sucedía en el siglo XX) sino que, centrada en el producto, contempla una evolución de la movilidad que va más allá de la excelencia del vehículo para encontrarse con una sociedad que se cuestiona la necesidad de tener un coche en propiedad.

Apenas 100 años después de que Henry Ford reinventará la industria -producción en cadena- y popularizará con su modelo T el coche particular como paradigma de consumo, el escenario ha cambiado radicalmente. La concentración urbana fomenta el uso del transporte colectivo, las nuevas generaciones de consumidores no se sienten tan atraídos por la necesidad de poseer un coche (en el mejor de los casos, solo de utilizarlo) y los nuevos modelos de economía colaborativa amenazan el tradicional uso y disfrute unifamiliar.

La automoción enfrenta un reto mayúsculo en este contexto. El sector es consciente de ello y trabaja en todos y cada uno de los frentes descritos. Lo que está por ver es que si lo sucedido con el diesel servirá para mejorar posiciones o si por el contrario las olas del cambio trepidante en el que estamos inmersos generarán nuevas disfunciones.

Por el momento, la industria automotriz sigue realizando un importante esfuerzo inversor en I+D+i. En este sentido hay dos consideraciones a tener en cuenta: la primera, los constructores delegan cada vez más el esfuerzo inversor en su tejido de proveedores (industria de componentes) y la segunda es que la I+D+i de la automoción -aún siendo un referente- pierde posiciones en la nueva economía.

Esta descripción, como veremos a continuación, tiene importantes matices territoriales. Por ejemplo, en Europa la investigación y el desarrollo sigue liderada por este sector. Sin embargo, en China -principal productor mundial- la industria de automoción ocupa el tercer lugar en materia de I+D+i.

Nos encontramos ante contrastes llamativos en un marco de evolución social y económica disruptivo para el sector. Muchas incógnitas y pocas certezas, pero entre estas últimas, una muy clara: el sector de automoción -hoy aparentemente superado por las TIC y la industria de la salud- volverá a disputar la hegemonía mundial en innovación.

REFERENTE HISTÓRICO EN I+D+i

EL DATO

La automoción en Japón es la industria líder en investigación del gasto total en I+D+i del país en 2016 con un

30%

La industria de la automoción y componentes ha sido históricamente uno de los sectores clave de la economía mundial y un impulsor principal de la investigación y la innovación. Hoy en día, esta apuesta por la I+D+i de la industria automovilística continúa liderando el escenario económico global, donde ocupa el tercer puesto entre los sectores que dedican un mayor gasto a investigación y desarrollo del mundo, solo por detrás de los fabricantes de TIC y la industria de la salud.

A nivel europeo, la automoción es la principal industria inversora en I+D+i. Según los últimos datos de 2016, la automoción fue el sector que dedicó el mayor gasto a investigación y desarrollo, superando a otros sectores históricamente innovadores como el farmacéutico, biotecnológico, TIC o aviación y defensa. En concreto, la inversión de la industria automovilística y de componentes representó el 29,7% de la inversión total en I+D+i de la UE.

La automoción en Japón, otro de los referentes mundiales del sector, es también la industria líder en investigación con un 30% del gasto total en I+D+i del país en 2016. En China, por su parte, la automoción es el tercer mayor sector inversor en investigación (12,5%) y en Estados Unidos el cuarto (8,1%).

Inversión en I+D+i por sectores y región (%)

Fuente: The 2017 EU Industrial R&D Investment Scoreboard. European Commission

LAS MARCAS LIDERAN LA INVERSIÓN

En el ranking mundial de las 2.500 empresas con mayor gasto en I+D+i en 2016, el sector de la automoción y componentes fue claramente líder: Volkswagen fue de nuevo la primera compañía con 13.670 millones de euros, General Motors fue la décimo primera (7.680 millones de euros), Daimler la duodécima (7.530 millones de euros), Toyota fue la décimo tercera (7.500 millones de euros), Ford la décimo quinta (6.920 millones de euros) y Robert Bosch ocupó el vigésimo lugar (5.580 millones de euros).

En el ranking europeo, por su parte, cinco de las diez primeras empresas en investigación y desarrollo fueron marcas de automóviles y componentes, lo que demuestra el sólido liderazgo del sector en innovación.

Además, esta apuesta de las marcas europeas por la I+D+i es cada vez mayor, como reflejan los fuertes incrementos en inversión de algunas de ellas respecto al año anterior: un 20% en Renault, 15% en Daimler, 15% en Continental y 7,4% en Robert Bosch.

Marcas automovilísticas en el ránking mundial I+D+i
Posición Marca País
1 Volkswagen Alemania
11 General Motors Estados Unidos
12 Daimler Alemania
13 Toyota Motor Japón
15 Ford Motor Estados Unidos
20 Robert Bosch Alemania
21 Honda Motor Japón
23 BMW Alemania
34 Fiat Chrysler Países Bajos
37 Nissan Motor Japón
48 Continental Alemania

Fuente: The 2017 EU Industrial R&D Investment Scoreboard. European Commission

DIFERENTES VELOCIDADES SEGÚN REGIONES

A nivel global, la inversión en I+D+i de la industria automotriz y de componentes ha crecido en los dos últimos años un 2,7%. Por regiones, la UE ha incrementado su inversión un 6,7%, Estados Unidos un 5,3% y China un 11%, mientras que Japón, por su parte, la ha reducido un 5,1%.

Si atendemos a la evolución de la última década, podemos observar cómo la Unión Europea ha ido aumentando su importancia en el gasto global en I+D+i de la industria de automoción y componentes. De este modo, ha pasado de representar el 36% de la inversión global en I+D+i del sector en 2007 (28.900 millones de euros) al 44% en 2016 (53.000 millones de euros). Estados Unidos, por su parte, ha pasado de tener una participación del 25% en 2007 (5.900 millones de euros) al 19% en 2016 (7.800 millones de euros).

En Asia, destacan los diferentes comportamientos de China y Japón durante esta última década. Mientras que la automoción en China ha incrementado su gasto en I+D+i como el resto de sectores de su economía, el país nipón la ha reducido, como sucede en el conjunto de su tejido económico. La principal causa de este descenso es la escasa rentabilidad de las empresas japonesas durante estos diez años.

INTENSIDAD DE LA I+D+i

El nivel de intensidad de la I+D+i (entendida como un porcentaje de ventas) de la industria automotriz y de componentes es, sin embargo, uno de los más bajos de entre todos los sectores (solo está por delante de la industria aeroespacial y de defensa). En el caso de los países europeos, el nivel de intensidad es del 5,5% y del 3,7% en el resto.

Este es sin duda uno de los mayores retos a los que se enfrenta la I+D+i de la industria de la automoción y componentes, pues refleja la falta de concienciación sobre cuán importante es la innovación en el sector del motor, como puede ser la reducción de emisiones o el software de un coche, por ejemplo, u otras tecnologías como las conexiones móviles, los ecosistemas basados en la nube o las nuevas soluciones de movilidad. Transmitir y poner en valor estos avances, al igual que lo hacen las empresas TIC, es un reto clave para la industria automotriz.

EL DATO

Cada vez más, las compañías de automoción invierten una mayor parte de su presupuesto de I+D+i fuera de sus países base. Entre 2007 y 2015, las exportaciones de I+D+i se incrementaron un

42%

EXPORTACIONES E IMPORTACIONES

Cada vez más, las compañías de automoción invierten una mayor parte de su presupuesto de I+D+i fuera de sus países base. Entre 2007 y 2015, las exportaciones de I+D+i se incrementaron un 42%. Aunque gran cantidad de estas exportaciones se realizan entre países vecinos de Europa y Asia-Pacífica, las empresas que más exportan I+D+i son las que tienen base en Estados Unidos y China.

PATENTES

La solicitud de patentes es otro indicador del nivel innovador de una industria. En el sector de la automoción y componentes, los países con mayor número de solicitudes son Japón, Corea del Sur y Alemania, mientras que, en el ámbito empresarial, destacan Toyota, Hyundai y Honda. La ratio de concesión de patentes por solicitud es de 0,436, lo que significa aproximadamente una patente otorgada por cada 2.296 solicitudes.

ESPAÑA

La industria automotriz y de componentes es el tercer sector industrial por inversión en I+D+i en nuestro país, por detrás de las TIC y el sector farmacéutico, representando más del 10% del gasto total de la industria española. Además de las 17 plantas de fabricación de vehículos y las más de 1.000 empresas de fabricantes de componentes, España cuenta con 15 centros tecnológicos.

Respecto a la tecnología automovilística patentada en nuestro país, el número de invenciones se mantiene estable en los últimos diez años. Según datos de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), entre 2005 y 2016 se ha publicado una media anual de 270 invenciones nacionales asociadas a la automoción (un 6% de las invenciones totales que se publican en España), la mayoría asociada a propulsión mediante combustión, propulsión híbrido-eléctrica, vehículo autónomo y seguridad.

OBJETIVOS DE LA I+D+i

A nivel global, los proyectos de investigación, desarrollo e innovación de la industria automotriz se desarrollan en torno a tres pilares fundamentales: seguridad y movilidad integrada, propulsión sostenible y competitividad.

Por seguridad y movilidad integrada entendemos todos aquellos proyectos relacionados con los vehículos inteligentes, conectados y seguros, integrados en un sistema de movilidad de máxima eficiencia y menor número de accidentes.

Los proyectos de propulsión sostenible tienen como objetivo desarrollar sistemas limpios y eficientes energéticamente durante todo el ciclo de vida de los vehículos, con tecnologías coste-efectivas, manteniendo las prestaciones y prioridades de los usuarios.

Otra parte importante de los proyectos de investigación de la industria automotriz busca desarrollar y fabricar vehículos cada vez más asequibles y competitivos.

EL VEHÍCULO ELÉCTRICO

EL DATO

Francia y Reino Unido han anunciado que a partir de 2040, todos los vehículos nuevos que se comercialicen dentro de sus fronteras deben ser elécticos

Durante los dos últimos años, el vehículo eléctrico ha sido el foco de un importante movimiento político, tecnológico y comercial a nivel global, que ha puesto sobre la mesa la importancia y cada vez mayor concienciación sobre la movilidad limpia y sostenible.

En Europa, por ejemplo, los gobiernos de Reino Unido y Francia han anunciado que a partir de 2040 todos los vehículos nuevos que se comercialicen dentro de sus fronteras deben ser de propulsión eléctrica. Las marcas, por su parte, han concretado este compromiso con planes específicos para alcanzar porcentajes mínimos de modelos eléctricos en los próximos años.

Por citar algunos casos, Volvo ha anunciado que, a partir de 2019, todos sus coches nuevos serán eléctricos o híbridos y Volkswagen se ha comprometido a que en 2025 el 50% de sus coches serán eléctricos puros y el 30% híbridos. Daimler ha asegurado que todo su portfolio será eléctrico en 2022 y ese mismo año Renault también ofrecerá la mitad de su flota eléctrica o híbrida.

Las baterías son el componente más caro de un coche eléctrico y determinan características tan importantes como los tiempos de autonomía y de recarga. En este sentido, compañías como Tesla, Umicore, Panasonic o Johnson Matthey están realizando una importante inversión en la investigación de nuevas tecnologías de baterías más eficientes y económicas, que permitan impulsar el crecimiento del vehículo eléctrico.

EL VEHÍCULO AUTÓNOMO

El vehículo autónomo es otro de los focos clave de la investigación de la industria. Aunque algunas compañías como Tesla o Alphabet (Google) han avanzado mucho en este sentido, aún tienen que pasar algunos años para poder ver vehículos sin conductor circulando en las carreteras. Además del desarrollo completo de la tecnología y la obtención de resultados positivos en las pruebas en vías públicas, se suma el debate social sobre su seguridad.

LA FÁBRICA 4.0

El sector de la automoción está inmerso también en la transformación de sus plantas de producción en factorías inteligentes, de hecho es uno de los sectores que muestra un mayor grado de madurez tecnológica, superior al de sectores punteros como el aeronáutico, naval, o TIC y que está aplicando prácticas como la automatización y robótica avanzada y colaborativa, modelización, simulación y virtualización de procesos y logística avanzada.

En un horizonte de 10 años, se prevé que el sector de la automoción esté perfectamente integrado y responda totalmente a la definición de Fábrica 4.0.

FUENTES:
  • The 2017 EU Industrial R&D Investment Scoreboard. European Commission, JRC/DG RTD
  • Agenda Sectorial de la Industria de Automoción. Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, Anfac, Sernauto y KPMG
  • Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM)
  • The 2015 Global Innovation 1000. Automotive industry findings. PWC
  • The Automobile Industry Pocket Guide 2018/2019. ACEA
  • PatSnap Platform
  • Oportunidades Industria 4.0 en Galicia. IGAPE, ATIGA